entrenamientos

5 modos de mantenerte mentalmente fresco en tus entrenamientos

Si le preguntas a cualquier atleta profesional, te dirá lo importante que es la agudeza mental para ser competitivo. Los entrenamientos consistentes, año tras año, son la clave para alcanzar sus metas competitivas. Mantenerse mentalmente fresco es la clave para realizar entrenamientos consistentes. Te traemos unos cuantos consejos que te ayudarán a alcanzar tus metas con una sonrisa en su cara.

Recuerda por qué estás entrenando

Puede ser fácil olvidar por qué estás entrenando, todos tenemos nuestras razones. Si estás entrenando para sentirte realizado, por tu salud, o porque te encanta competir, salir a entrenar no es una opción sino que tenemos que hacer. Por supuesto, existirán esos días donde el entrenamiento es lo último que quieres hacer, pero piensa en cómo te sentirías si no lo hicieras.

No pongas todos los huevos en la misma cesta

Los sacrificios son necesarios para alcanzar tus metas, pero hacer demasiados sacrificios es una manera rápida de quemarse. Los mejores pros se entregan de vez en cuando. Disfrute de una bebida ocasional, un postre, y no tengas miedo de saltarte un entrenamiento cuando la vida te de otras oportunidades.

No establezcas demasiadas alarmas temprano

Muchas veces el mejor momento para encarar en un entrenamiento es por la mañana antes del trabajo. Sin embargo, temer el sonido de esa alarma temprana y la sesión de correr, montar, nadar, gimnasio… es una manera fácil de quemarse con el entrenamiento. El entrenamiento consistente es importante, pero gozar de lo que estás haciendo es más importante. Trata de acostarte antes, o entrena después del trabajo un par de veces a la semana para dar a los madrugones un descanso.

Que los entrenamientos sean sociales

Entre el trabajo, la familia, el entrenamiento, y dormir lo suficiente, puede ser difícil encontrar tiempo para tener una vida social. Entrenar con amigos o encontrar un grupo de entrenamiento es una gran manera de mantener relaciones con amigos y conocer nueva gente. Además, el entrenamiento con otros te mantiene responsable de hacer tus entrenamientos y te empuja a trabajar más duro.

Reconoce cuando te entrenas demasiado duro

Entrenar los días en que no estás motivado para salir y entrenar para alcanzar tu meta es una cosa, pero cuando te encuentras desmotivado cada día y estás empezando a cuestionar si el entrenamiento vale la pena, podría ser el momento para dar un paso atrás. Evalúa cómo te sientes, y no tengas miedo de tomar un descanso y reevaluarte. Algo que disfrutas demasiado, podría convertirse en algo que desprecias para siempre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *