Nutrición – Receta para runners hambrientos: calabaza asada rellena de quinoa

A medida que el invierno se instala, y las calabazas multicolores de formas extrañas, y manzanas jugosas empiezan a llenar las estanterías de las secciones de frutas y hortalizas de nuestros supermercados, hemos hablado con nuestro experto en nutrición de cabecera para traer algunos sabores de temporada a la mesa, y que podamos utilizar después de los atracones navideños, para proseguir con nuestros entrenamientos.

Calabaza

Tanto rellena como sola, la calabaza está llena de vitaminas, minerales y fibra. Sólo media taza de calabaza proporciona aproximadamente el 20% de la vitamina C que necesitamos al día. También es una fuente muy rica en magnesio y potasio, lo que entre otras cosas, ayuda a disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular, osteoporosis y diabetes, por no hablar de la necesidad de estos elementos en nuestra dieta como runners.

Calabaza asada rellena de quinoa

con un dulce perfil de sabor a nuez, la calabaza de bellota es muy versátil. Vestido con otros sabores del invierno (manzana por ejemplo) o servido simplemente asada, la calabaza es un manjar en esta época del año.

Calabaza asada rellena de quinoa

Con sólo un puñado de ingredientes y un tiempo de preparación mínimo, esta receta hace que sea una comida fácil y vegetariana durante la semana (con potencial de sobra para recalentar para el almuerzo o la cena al día siguiente).


Receta: Calabaza asada rellena de Quinoa

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocinado: 1 hora

Tiempo total: 1 hora y 15 minutos

Dificultad: hay que tener manos

Ingredientes:

  • 2 calabazas pequeñas partidas a la mitad con las pepitas eliminadas.
  • Media taza de quinoa (puesta previamente en remojo).
  • 1 taza de caldo de verduras.
  • 1 manzana partida en dados.
  • 2 tazas de col rizada (eliminar tallos y picos).
  • 1 taza de setas o champiñones cortados en rodajas.
  • 1 cucharada de salvia fresca picada.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y Pimienta al gusto.
  • 1/8 taza de piñones tostados (opcional).

Instrucciones Paso a Paso

  1. Precalienta el horno a 400 grados (si tu horno no llega, al máximo).
  2. Coloca las mitades de la calabaza en una bandeja al horno. Úntalas con aceite de oliva y sazona con sal y pimienta.
  3. Hornea de 45 a 60 minutos hasta que la calabaza esté tierna.
  4. Mientras la calabaza esté cociendo, cocine la quinoa. Coloca la quinoa y el caldo en una olla pequeña. Llevar a ebullición, cubrir y reducir a fuego lento. Cocina durante 12 a 15 minutos.
  5. Mientras tanto, saltea las setas o champiñones, salvia y dados de manzana en aceite de oliva de 3 a 4 minutos, añade la col rizada, y vuelve a saltear hasta que esté suave (otros 2 o 3 minutos).
  6. Después de que se haga la quinoa, añádela a las verduras salteadas, sazona con las y pimienta, y revuelve para combinarlo.
  7. Para tostar los piñones, ponlos en un molde de piedra para hornear, y caliéntalos en el microondas durante 4 minutos.
  8. Cuando la calabaza se haya cocido, retírala del horno y rellena con la mezcla de quinoa, cubre con los piñones, y sírvelo caliente.

 

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *