Correr en las Calles

Sobreviviendo a las calles de la ciudad como runner

Puede que algunos de vosotros no tengan acceso a parques o pistas para correr, o al menos en el tiempo que tienen para hacerlo, porque aprovechan la hora para comer del trabajo, etc…, y por lo tanto necesitan recurrir a las calles de su ciudad. Otros simplemente prefieren hacerlo porque están preparando una carrera en asfalto. Cualquiera que sea el motivo, correr en las calles, a menudo puede ser molesto y peligroso.

No te preocupes, aquí te traemos unos cuantos consejos para hacer que correr en las calles sea más agradable y seguro.

Planifica tu ruta

Conocer tu ruta evitará una situación en la que te encuentres en un lugar inapropiado para correr. Trata de elegir las calles que tienen aceras o por lo menos tener suficiente espacio para que puedas correr a un lado de la calle.

Evita las calles con mucho tráfico

Evitar el tráfico no sólo hará un accidente menos probable, sino que también se inhala menos aire contaminado. Considera correr en áreas residenciales donde normalmente hay menos tráfico. Como plus, puedes descubrir partes bonitas de tu ciudad corriendo por estas zonas.

Corre temprano por la mañana o tarde por la noche

Si las calles en las que corres son seguras a estas horas, considera correr cuando la mayoría de las personas y los coches no han salido todavía o ya no circulan por las carreteras. Esto significa que habrá menos tráfico y consecuentemente el aire será más limpio también.

Corre en contra del sentido de la circulación

Cuando corras a un lado de la carretera, asegúrate de hacer en contra del sentido del tráfico. De esta manera puedes ver todos los coches que vienen en tu contra y podrás prevenir cualquier situación peligrosa que pueda surgir.

Quítate los auriculares

Aunque escuchar música mientras corres puede ser agradable, esta no es una opción segura en las carreteras. Por lo tanto, evita usar auriculares mientras corres en la ciudad, así podrás escuchar todo lo que sucede a tu alrededor, y estarás listo para reaccionar ante cualquier peligro.

Vístete con prendas visibles

Elija la ropa que sea visibles para los conductores de lejos para evitar accidentes. Cuando corras en la oscuridad, asegúrate de usar ropa reflectante, y si puede ser, corre en áreas iluminadas para ser visto con más facilidad.

Mejor asfalto que hormigón

El hormigón es una de las peores superficies para correr debido a su dureza, y el correr frecuentemente en esta superficie puede contribuir a sufrir lesiones. El asfalto, aunque también una superficie dura, es más indulgente para los pies. Por lo tanto, si tienes opción (especialmente si tus pies son sensibles al impacto), corre en las calles donde tengas asfalto.

Entrena con inteligencia

Tener que esperar en un semáforo en rojo puede ser molesto. En lugar de esperar, utiliza ese tiempo para hacer algunas sentadillas aumentando así el valor de tu entrenamiento. Si tus piernas se están endureciendo, haz uso de este tiempo, y programa tramos rápidos.

Comenta con alguien dónde vas a correr

Cuando salgas a correr, dile a alguien por dónde vas a hacerlo y a qué hora tienes pensado regresar. En caso de que algo te suceda, habrá alguien que sabe que debe buscarte.

Lleva alguna identificación contigo

En caso de cualquier emergencia, es bueno tener alguna identificación encima. Por lo tanto, llévala contigo, incluso si aunque pienses que no lo vas a necesitar.

Mantente alerta

Dondequiera que sea que corras, mantente alerta de tu entorno, ser capaz de reaccionar rápidamente te ayudará a evitar situaciones más peligrosas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *